CIENCIA PARA SANAR EL ARTE SIN DAÑARLO

CIENCIA PARA SANAR EL ARTE SIN DAÑARLO

CIENCIA PARA SANAR EL ARTE SIN DAÑARLO

El material orgánico se oxida. En contacto con el oxígeno, la radiación solar y otros factores ambientales, la materia que constituye a los seres vivos (plantas, animales, o incluso nosotros mismos) sufre tarde o temprano un proceso de degradación, que acaba por deteriorarlos.

El mundo del arte no es una excepción. El fenómeno oxidativo difícilmente puede ser ajeno al proceso de creación artística, en el que con frecuencia se emplean materiales orgánicos en distintas disciplinas. La propia pintura al óleo está basada en la combinación de aceites de origen vegetal con pigmentos, mientras que algunas esculturas de arte contemporáneo construidas a base de materiales poliméricos (plásticos), caracterizados por su rápida degradación, han comenzado ya a dar señales de alarma ante un riesgo evidente de descomposición prematura.

Más información en: https://noticiasdelaciencia.com/art/30197/ciencia-para-sanar-el-arte-sin-danarlo

Permalink